Estar al loro

Bueno, como no ando con mucho tiempo esta semana, he elegido una expresión con un origen cortito -a la par que confuso. Estar al loro parece ser que se refiere a prestar atención a la radio. Expresión que se usaba especialmente en las cárceles, donde los presos, que son muy locuaces en todo esto de... Leer más →

Crea(te)

Creo firmemente que esta sociedad de hiper consumo mata nuestra creatividad. Y también creo que la falta de creatividad mata nuestra propia voz. Y no creo, sé, que un pueblo sin voz, es un pueblo que se consume, que se muere lentamente aun sin ser consciente de ello. Creo que tenemos tantas voces ajenas, tantas... Leer más →

Un café con Maite

¡Jesús, chiquilla, el frío que hace no es normal! Mira, tócame las manos, ¡heladitas las tengo; heladitas! ¿Pues no estaban que si cambio climático para arriba, cambio climático para abajo? Yo no me entero, hija mía. Se estarán derritiendo los polos pero para formarse aquí en toda la plaza del Altozano, porque vamos, ¿tú has... Leer más →

#yoapoyoalahosteleria

Como sabéis, mañana he quedado con mi amiga Maite para tomarme un café, a ver qué me cuenta. La cosa es que aún no hemos decidido el lugar, así que, como estamos indecisos, hemos decidido dejarnos recomendar por vosotros. Comparte esta publicación en tu Facebook mencionando a la cafetería que nos recomendarías ir a tomar... Leer más →

Emprende con cabeza, no con cojones.

Emprende con cabeza, no con cojones. Que sí, que levantarse mil y una veces tiene mérito, ¡pero caerse mil también lo tiene!Y ojo, que no digo que tengamos que quedarnos en el suelo hurgando en nuestras propias heridas, no, eso no; pero caerse mil veces también es para cuestionárselo, eh. O andamos sin mirar por... Leer más →

Armar(se) la gorda tiene su origen en el siglo XIX. Yo sé que esto os puede parecer mentira, pero antiguamente cuando a los pueblos no les gustaba como reinaba un monarca, se echaban todos a la calle y sálvese quien pueda. Pues eso fue lo que pasó en 1868 en España, cuando reinaba Isabel II,... Leer más →

Un café con Antonio

Vengo indignado. Indignado vengo por mi madre de mi alma. ¿Qué te pido? No, sí, mejor pide tú, porque vaya el diita que llevo, y no son ni las doce. Un café con la leche del tiempo. Insístele, por favor: del-tiem-po. Que ya verás que me la pone como para cocerme un arroz aquí mismo.... Leer más →

Hacer(se) el sueco.

La expresión "hacer(se) el sueco" se remonta al siglo XX, más concretamente a finales de la dictadura de Franco (Paco para los amigos). La represión franquista fue especialmente dura para las mujeres, quienes, entre otras muchas cosas, no podían enseñar cacho, entendiendo por cacho la las rodillas; ni fumar en lugar públicos por considerarse erótico.... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora